Noticias

Sí, tengo miedo

Por José Luis Simón/ARTÍCULO DE OPINIÓN

Sí, tengo miedo a reaccionar con irresponsabilidad.
Sí, tengo miedo a mi falta de conciencia.
Sí, tengo miedo a mi falta de mayor solidaridad.
Sí, tengo miedo a mi falta de madurez en mis acciones.
Sí, tengo miedo de fallarle a mi inteligencia.
Sí, tengo miedo a mi falta de mayor compromiso social.
Sí, tengo miedo a mi falta de mayor tesón por defender lo mío.
Sí, tengo miedo a mi falta de mayor defensa a mi pasado, mi presente y mi futuro laboral, visto como recursos económicos para mí y para mi familia.
Sí, tengo miedo a mi falta de mayor sangre guerrera para pelear por mi dignidad y por la justicia.
Sí, tengo miedo de que, por todo esto y más, me desmorone y no llegue a la victoria que espero.
Sí, tengo miedo de que lo ganado se derrumbe.
Sí, tengo miedo de que el rescate de SutNotimex, gracias a la valentía de mujeres y hombres, sea en vano.
Sí, tengo miedo de que la legalidad de la huelga, que ya es una victoria, sea estéril.
Sí, tengo miedo de que las horas, días, meses y casi dos años en resistencia en medio del calor, lluvias, frío, desveladas, el mortal Covid y la falta de dinero, aún con el apoyo de la familia, el esfuerzo de sindicatos y organizaciones, se pulverice por vanidad.
Sí, tengo miedo de que los laudos individuales ganados, también vistos como triunfos, sólo se conviertan en una anécdota, a causa del egoísmo individual.
Sí, tengo miedo de que, por esto y más, erróneamente el enemigo a vencer esté dentro de mí y no allá afuera, como lo es el Estado.
Sí, tengo miedo. Pero ¿por qué tengo miedo, si no estoy solo?
Camino y escucho el estruendo de los pasos hacia la victoria.
Son con todas Ellas y todos Ellos con quienes me ensamblo y me agiganto como un Todo y Uno Solo.
Ellas y Ellos, quienes dejan a la orilla del camino todos esos factores negativos que sólo quiebran y desgajan.
Son con todas Ellas y todos Ellos con quienes me arropo y me impulso.
Son con todas Ellas y todos Ellos con quienes me lleno de valor y de regocijo.
Son con todas Ellas y todos Ellos que, con la misma entrega e igualdad, sin reservas y sin límites, voy a cruzar la línea de Meta.
Ya no tengo miedo, porque todas Ellas y todos Ellos se entregan por igual, al cien, y sólo así, al millón, voy y vamos a ganar, venceremos al enemigo, que no soy yo ni somos nosotros, sino el Estado. Vamos a superar el camino espinoso y llegar a la luz al final del tenebroso túnel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *