Noticias

La FGR, infundir miedo y paralizar SutNotimex

Por José Luis Simón

“Quien controla el miedo de la gente, se convierte en el amo de sus almas”: Maquiavelo.

El miedo paraliza, genera huida, sumisión o respuesta agresiva, como primeras reacciones instantáneas, además de efectos psicológicos y físicos sobre quien recae dicha emoción por más tiempo.

Invadir con esa sensación de miedo que recorre todo el cuerpo es el esmero de la Fiscalía General de la República (FGR) con la amenaza de encarcelar a la secretaria general del Sindicato Único de Trabajadores de Notimex (SutNotimex), Adriana Urrea Torres, quien sólo ha cometido el “delito” de defender los derechos laborales y humanos en esta huelga en Notimex que está cerca de cumplir un año y ocho meses.

Aunque su investigación y pruebas carecen de la más mínima claridad para desarrollar la acusación de supuesta corrupción y “huachicoleo” informativo, la Fiscalía está convertida en aliada de la directora de Notimex, Sanjuana Martínez, para amedrentar a Urrea Torres y demás integrantes del SutNotimex.

Mediante el miedo intentan Martínez y la FGR golpear y desmoronar la solidez de grupo de los huelguistas y con la idea de encarcelar a la líder sindical piensan descabezar la lucha por la dignidad laboral y de derechos humanos, porque al querer verla tras las rejas piensan que los demás elementos del SutNotimex quedarían regados, dispersos y sin guía.

El historiador francés Patrick Boucheron y el teórico político Corey Robin coinciden en que hay miedos prudentes, moderados, útiles, irresponsables, condenables o injustificables y el segundo acierta en que se pueden identificar dos miedos políticos fundamentales: El miedo ante los abusos del poder político y el miedo a la pérdida o afectación del bienestar colectivo.

Está claro que hay un abuso de poder político de Sanjuana Martínez y Alejandro Gertz Manero, el fiscal general, con lo cual quieren la sumisión del SutNotimex a través del miedo, con acusaciones falsas sobre Urrea Torres, a quien han investigado desde sus días de estudiante universitaria, con lo cual se prueba la persecución política.

Dicho acoso agiganta un miedo prudente, moderado y útil entre los integrantes del SutNotimex, porque a través de esas variantes se han estrechado aún más los vínculos de lucha, de la defensa laboral y salarial, de la dignidad y justicia, de la aplicación de la leyes judicial y laboral.

Esos atropellos de Sanjuana Martínez, luego conjuntamente con Jesús Ramírez, coordinador general de comunicación social y vocero del Gobierno de la República, y finalmente también con Gertz Manero, incrementaron ese vínculo entre los huelguistas del SutNotimex, quienes han dejado a un lado las posiciones individuales en las oficinas y quehaceres en la Agencia, para ser un sólo cuerpo en resistencia y en lucha por la victoria.

Las pruebas falsas en la acusación de Sanjuana Martínez y de la FGR y la intromisión de Ramírez Cuevas, al proponer el regreso de los huelguistas a sus áreas de trabajo sin su secretaria general Adriana Urrea Torres acabó con un posible miedo paralizante y de sumisión, por un creciente ánimo de lucha ante un Estado que insiste en mantener los atropellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *