Noticias

Huelga en Notimex y sus afectaciones psicológicas en trabajadores

Ciudad de México, 1 de febrero de 2022

Por José Luis Simón/ENTREVISTA

La falta de solución a la huelga en Notimex, que cumplirá dos años el 21 de febrero próximo, genera daño psicológico a los trabajadores, vulnerabilidad, miedo, estrés, impotencia y enfermedad, explicó la psicóloga Belem Álvarez Manilla Rodríguez.

Y aun cuando las resoluciones de la Junta Federal de Conciliación y Arbitraje ya demostraron que los integrantes del Sindicato Único de Trabajadores de Notimex (SutNotimex) tienen la razón ante las anomalías cometidas por la directora de la Agencia, Sanjuana Martínez, el gobierno se ha resistido a darles justicia con una solución favorable.

La experta señaló que una de las cosas que ha dañado el movimiento desde el principio es un sentido de devaluación general del individuo; por ejemplo, pasar de repente a participar en una marcha y vivir el sentimiento de injusticia, lo que es imposible no comparar con estar allí en condición de periodista para dar cobertura e informar.

Quien es titulada en psicología social, con una maestría en psicoanálisis, mencionó la condición vulnerable en la que se encuentran los trabajadores debido a que la funcionaria los tilda de corruptos y mafiosos, los acosa judicial y políticamente, realiza campañas en redes sociales para denostarlos, los amenazó con despido si no formaban parte del nuevo sindicato de la Agencia, el SiNotimex, con lo que violó la libre asociación y la vida sindical, entre otros factores de detrimento.

A esta vulnerabilidad se agrega el riesgo de estar en los campamentos que se encuentran en la calle, expuestos a la mortal pandemia de Covid-19, así como la imposibilidad de encontrar una solución, porque una parte de 2020 cerraron muchas oficinas en las que se podían llevar a cabo las negociaciones, apuntó.

Un duro golpe psicológico a los huelguistas fue perder la condición de proveedor en el hogar por la falta de salario y ahora tienen que aceptar el apoyo de toda la familia, los cónyuges, hijos, hermanos, sindicatos y organizaciones para poder subsistir, lo que puede hacerlos sentir como una carga para los demás.

Opinó que otro daño que genera esta innecesaria huelga es el miedo, aunque en algunos casos podría ser bueno, porque es el que permite a los trabajadores mantenerse en los campamentos, en pie de lucha, los hace arriesgar y dar todo; realizan todo con miedo, pero están firmes en el movimiento.

Asimismo, indicó Álvarez Manilla, origina pérdida de identidad al cambiar de rol en la dinámica familiar y social. “Al no percibir un sueldo te quedas como desintegrado. ¿Con qué compro comida?, ¿Cómo atiendo una emergencia de salud? Antes tenían un modo de vivir que los hacía sentir completos. Ahora, ¿cuántos tuvieron que dejar de pagar su vivienda o hasta cambiar su plan de vida?”

También está el efecto sobre la personalidad, uno negativo y otro positivo, y este último aflora al exhibir a cada persona con tenacidad, decisión y constancia para obtener justicia, triunfar y defender lo que siente suyo, por lo que no hay debilidad, analizó.

Dentro de ese esfuerzo se encuentra la frustración de los trabajadores por no ser reconocido su triunfo, aunque pueden superarlo al saber que, al final, ganarán, que la razón está de su lado y son víctimas de las anomalías de Sanjuana Martínez y, por consiguiente, del gobierno.

La especialista expuso que la depresión también se suma a la lista de daños que genera el Estado a los huelguistas, porque surge a través del dolor que causa una pérdida, por mínima que sea, como la falta de trabajo y salario.

“La depresión, viniendo de una pérdida, es normal. Pero si no se trata, se puede volver patológica y es cuando se presenta un trastorno depresivo. Es innegable el proceso de depresión dentro de la huelga”, concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.